¿Tu nevera ha dejado de funcionar? Aquí tienes todas las soluciones que necesitas

Si has llegado hasta aquí es porque abriste tu nevera y notaste que todos los alimentos están calientes. Esto es un problema muy grave ya que el proceso de descomposición de muchos alimentos se acelera exponencialmente cuando se mantienen en temperaturas cálidas. De ahí a que reparar la nevera que no enfría sea un asunto de urgencia y, por ende, aquí te presentamos todas las posibles soluciones que necesitas para dar solución a este inconveniente.

Recordemos que los frigoríficos son electrodomésticos complejos que la mayoría de nosotros no entendemos del todo su funcionamiento interno. Sin embargo, puede que el problema se deba un descuido o fallo básico que cualquiera puede identificar. Así que, primeramente, verifica lo siguiente:

  • Revisa si el congelador enfría o no enfría.
  • Mira si la nevera está enchufada y si está recibiendo la corriente eléctrica.
  • Chequea si lucen los pilotos de control y las luces de la nevera encienden.
  • Verifica que el ventilador funcione.

Además, comprueba también que no haya saltado algún automático o que el enchufe se haya averiado, por lo que es necesario conectar la nevera en otra toma de corriente de la casa.

Por otro lado, es posible que el frigorífico haya dejado de funcionar por no tener una buena ventilación, sobre todo si es verano y está empotrado. En tal caso, intenta sacar el ventilador hacia fuera por media hora para ventilarlo naturalmente. Aprovecha y límpiale el condensador. Si el ventilador está bloqueado, trata de solucionarlo antes de encender el frigorífico, ya que de lo contrario se corre el riesgo de dañar el motor.

Enchufa el frigorífico y escucha atentamente para identificar si el motor arranca. Si no arranca, entonces estamos ante un problema grave que solo puede y debe ser solucionado por un profesional de desatascos Santa Coloma. Te recomendamos, en ese caso, que vacíes el frigorífico, lo desenchufes y por último lo limpies para que el técnico lo repare lo más rápido posible. En el caso de que el motor arranque, déjalo funcionado así, pero sigue observándolo para diagnosticar otras posibles causas.

Frigoríficos no frost

En los frigoríficos no frost el problema se suele encontrar en los ventiladores, los cuales deben ser comprobados. Sin embargo, la complicación de esta situación es que los ventiladores no arrancan con la puerta abierta, por lo que hay que ingeniárselas para revisarlos. Si el frigorífico tiene un interruptor en su interior que podemos activar manualmente para ver si los ventiladores arrancan, la tarea será fácil, pero si no, entonces hay que cerrar la puerta y escuchar atentamente para ver si escuchamos los ventiladores arrancar.

También es posible que los conductos que comunican el congelador con el refrigerador estén atascados por el hielo, el cual también puede bloquear al ventilador. Si el frigorífico bota agua o, de hecho, ves el hielo, puedes estar seguro de este problema. Nuestra recomendación en este caso es llamar a un técnico para que adecuadamente resuelva la fallo.

Frigoríficos de escarcha con un solo motor

Si tu frigorífico no enfría en lo absoluto y su motor no se escucha, entonces hay que comprobar si le entra corriente eléctrica, que es lo que ocurrio con los chicos de Desatascos Jumilla. Si sí le entra, entonces el problema está en el termostato y hay que llamar a un técnico para que lo repare. Pero si el motor enciende y el frigorífico sigue sin enfriar, entonces el problema se trata de una fuga de gas.

Esto último se nota aún más cuando el congelador enfría muchísimo más que el refrigerador, pues el gas refrigerante se ha perdido a la mitad. También puedes intentar solucionarlo bajando el termostato a lo más mínimo posible.